Secretaría de Salud

Programa de Atención a la Salud Mental
  • Inicio

  • ¿Cómo funciona?

  • Transtornos más Frecuentes

  • Estadística Nacional

  • Estadística Estatal

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Salud Mental es el "bienestar que experimenta una persona como resultado de su buen funcionamiento en los aspectos cognoscitivos, afectivos y conductuales; y, en última instancia el despliegue óptimo de sus potencialidades individuales para la convivencia, el trabajo y la recreación".

Para el Consejo Nacional de Salud Mental es el "estado de bienestar emocional que permite a la persona: desarrollar sus habilidades, trabajar y desempeñar actividades de manera productiva, ser capaz de hacer frente a las situaciones de la vida diaria y contribuir positivamente a su familia y a la sociedad".

En el año 2001 la salud mental pasó a ser una prioridad de la salud pública, gracias a una decisión histórica de la OMS. Ese año, el Día Mundial de la Salud, se dedicó a la salud mental, con el lema “Sí a la atención, no a la exclusión”, que expresaba la necesidad de reformar los servicios asistenciales y de luchar contra la discriminación y el estigma del que son víctimas estos enfermos.

A partir de entonces se cambió radicalmente la forma tradicional de comprender los problemas que la salud metal plantea y la necesidad de responder a ellos. Estas y otras iniciativas contribuyeron a conocer mejor la magnitud y el impacto de las enfermedades mentales en el mundo.

El programa de atención a la Salud Mental funciona a través de su red de prestación de servicios que cuenta, en el primer nivel de atención, con psicólogos en las 46 cabeceras municipales del Estado.

Tres UNEME-CISAME (Centro Integral de Atención a la Salud Mental) que brindan atención ambulatoria para los principales trastornos mentales en los municipios de Celaya, Guanajuato e Irapuato.

Atención psiquiátrica en los Hospitales Generales de Celaya, Guanajuato, Irapuato, León, Acámbaro, San Miguel de Allende y Valle de Santiago.

Atención psicológica en los 20 Hospitales Generales del Estado de Guanajuato.

En el tercer nivel de atención el Hospital Psiquiátrico de la Ciudad de León.

El Centro de Atención Telefónica para Crisis Psicológica que funciona los 365 días del año las 24 horas del día.

Deficit de Atención e Hiperactividad
  • Tiene un inicio temprano
  • Estas dificultades persisten durante los años de escolaridad

Transtorno Generalizado del Desarrollo
  • Autismo
  • Conocimiento social.
  • Comunicación verbal y no verbal.
  • Estilos de imaginación y pensamiento.

Transtornos Afectivos
  • Distimia
  • Ciclotimia
  • Estado Hipomaniaco
  • Depresión
  • Bipolaridad

Transtornos de Ansiedad
  • Ansiedad Generalizada
  • Crisis de Angustia y Pánico
  • Reaciones a Estrés Grave
  • Transtorno de Adaptación

Transtornos Psicóticos
  • Esquizofrenia
  • Ideas Delirantes
  • Psicóticos
  • Esquizotípico

Según la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica 2003, la prevalencia de trastornos psiquiátricos en México es de un 28.7%; el trastorno depresivo y el abuso en el consumo de bebidas alcohólicas son los dos trastornos más comunes. La comorbilidad de un trastorno psiquiátrico está presente en el 33% de los casos, y en particular los trastornos de ansiedad se encontraron asociados con otras patologías.

El 28.6% de la población mexicana presentó algunos de los 23 trastornos de la CIE-10 alguna vez en su vida. Alrededor de 6 de cada 20 mexicanos, 3 de cada 20 y 1 de cada 20 mexicanos presentaron trastornos psiquiátricos alguna vez en la vida, en los últimos doce meses y en los últimos treinta días, respectivamente.

Se ha estudiado el comportamiento de la patología mental en hombres y en mujeres y se ha observado que las afecciones psiquiátricas son más frecuentes en mujeres, mientras que los trastornos por uso y abuso de sustancias tienen una frecuencia mayor en hombres.

El trastorno depresivo y la distimia se encontró en mujeres en un 10 y 1.8%, respectivamente, mientras que en el varón se encontraron en el 5.5 y 0.9%, respectivamente. Los trastornos por abuso de alcohol se presentan 8.6 veces más que cualquier otro trastorno por uso de sustancias, con una prevalencia a largo plazo estimada en 18.6% para el abuso y 7.5% para la dependencia.

En forma individual, de acuerdo con la población total, las fobias específicas fueron las más comunes, con 7.1% alguna vez en la vida; les siguen los trastornos de conducta con 6.1%; la dependencia del alcohol con 5.9%; la fobia social con 4.7%; y el episodio depresivo mayor con 3.3%.

El porcentaje de las personas sin diagnóstico es muy alto, y más alarmante aún es el dato de la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica 2003, que nos dice el 80% de los enfermos mentales no reciben tratamiento, y de las personas con trastornos mentales severos sólo el 2.5% recibe la atención adecuada.

Con respecto a trastornos depresivos, en general de cada cuatro personas que recibe ayuda; una de cada 10 es atendida por un médico; una de cada 20 es atendida por un psiquiatra, y sólo uno de cada tres pacientes a los que se les prescribe un tratamiento toma el medicamento prescrito. Lo anterior a pesar de que existen tratamientos efectivos para los trastornos depresivos.

Si además se toma en consideración la discapacidad, las enfermedades mentales constituyen el 12% de la carga global de las enfermedades en el mundo y el 24% de esa carga en América, donde la depresión es la primera causa de discapacidad.

En México entre las principales causas de pérdida de vida saludable se encuentran las enfermedades psiquiátricas y neurológicas que representan en su conjunto el 18 % del total de pérdida de Años de Vida Saludable, 6 de ellas relacionadas con trastornos mentales, adicciones, suicidios, homicidios, violencia intrafamiliar, consumo de alcohol y trastornos depresivos.

En el Estado de Guanajuato mediante el Sistema Único y Automatizado de Vigilancia Epidemiológica (SUAVE-PM) se realiza una adaptación para el reporte de casos nuevos de padecimientos mentales. Al cierre del año 2015 observamos que los tres padecimientos que se presentan con mayor frecuencia en la red de servicios de salud mental son el Trastorno de Ansiedad Generalizada (53.64 casos por cada 100,000 habitantes), Trastorno mixto ansioso depresivo (50.27 casos por cada 100,000 habitantes) y el Episodio Depresivo Leve (50.10 casos por cada 100,000 habitantes).

Los tres principales padecimientos entre los hombres son el Trastorno de Ansiedad Generalizada (32.39 casos por cada 100,000 habitantes), Trastorno de la actividad y la atención (31.86 casos por cada 100,000 habitantes) y el Trastorno Mental y del Comportamiento Debido al Uso de Alcohol (26.08 casos por cada 100,000 habitantes).

En el caso de las mujeres, los tres principales padecimientos son el Episodio Depresivo Leve (78.52 casos por cada 100,000 habitantes), Trastorno mixto de ansiedad y depresión (74.98 casos por cada 100,000 habitantes) y el Trastorno de Ansiedad Generalizada (72.46 casos por cada 100,000 habitantes).

Así mismo, la problemática de suicidio se ha venido presentando con alta frecuencia en nuestro país y por supuesto en nuestro estado. En 2007 se presentó un aumento significativo en la mortalidad por suicidio que se venía presentando a partir de 2001 pasando de tasas de alrededor de 3 casos por cada 100,000 habitantes a 6 casos por cada 100,000 habitantes.

A partir de ese año se crea la Dirección de Área de Salud Mental y, a partir de entonces, el fenómeno se encuentra en un período de contención.